Humanos… Demasiado, ¿humanos?

Rechazos en un mundo en donde para todo se tiene que generalizar.

En donde por ser heterosexual, no pueden incluirte en algo LGBT.

Los LGBT te ofenden si no haces lo que piden. Te tachan de discriminador sin antes conocerte basándose solo porque ignoras sus majaderías.

Las personas que padecen un trastorno congénito, creen que ellos pueden ser groseros y tienes que tolerar sin responder porque inmediatamente la gente te señalará diciendo que eres el peor ser humano.

Las madres que permiten que sus hijos maleducados puedan pegarle y ser groseros con los demás justificando que <solo son niños>, y que no tienes que responder porque responden eso «¡Es solo un niño!» – Pues, edúquelo, señora. Lo que tanta falta le hace al mundo. Educación y respeto.

Si eres blanco, los morenos se ofenden y no te bajan de «privilegiado». Creen que por ser blanco no sufres, no eres rechazado, ellos no saben si en una entrevista de trabajo te negaron por ser simplemente blanco, se burlan, creen que solo eso les pasa a los morenos, o en un grupo determinado te excluyeron porque se sentían inferiores a ti provocando que te sientas indigno de pertenecer. No sé quién es más racista entonces… Pero siempre responden: «pero los morenos sufren más…»

Se ofenden por la frase «el pobre es pobre porque quiere», alegando que eso es mentira, maldiciendo sus empleos, y mientras responden en redes sociales, prefieren poner saldo a un celular en lugar de comprar alimentos, mientras comen comida chatarra bebiendo un refresco con un total de lo que pudiste adquirir para tu semana, contratar televisión de paga aunque no tengan tiempo de verla, endeudarse con tonterías para que no los vean así, pobres. Pero son pobres de alma. Ah, pero pídeles que le lleven una bolsa de arroz o frijol a una familia marginada y se harán los que no te escucharon, los que están ocupados, los que no tienen tiempo, y no faltará el que diga «¿Y yo por qué?».

Todo se redujo a un mundo paralelo de lo que realmente es.

¿Qué son las personas? ¿Una especie de simios involucionados fácilmente manipulados que juzgan sin antes razonar?

Así es… Se basan en lo que dicte un grupo mayoritario.

Pero insisten, insisten siempre en responder y pelear, buscan cerebros secos que compaginen con lo que ‘piensan’ y dicen, escupen veneno y al final no hacen nada, solo quejarse y vivir víctimas del mundo.

Y vuelven a decir que es mentira que el pobre es pobre porque quiere, directo de un celular que cuesta arriba de $2,000 jodido, aproximadamente con lo que puedes comprar una buena despensa, usar el dinero para juntar y pagar una renta, servicios, o terminar de pagar tus deudas de Coppel o Elektra, o el préstamo que pediste para endeudarte más, etc.

Publicado por Adriana Balderas

Adriana Balderas Abarca, soy artista autodidacta. Virgo. Nací en Durango, México. Mi arte es una mezcla de expresiones, un conjunto de sentidos y emociones por medio de los sonidos, letras y lo visual. Amante del arte digital. Puedes checar mi contenido en Instagram @yosoyadrianaba y demás proyectos en https://linktr.ee/yosoyadrianaba Proyectos creados desde cero por mí misma, abriéndome paso al mundo del arte. Experimento hacer sonidos digitales, algunas ilustraciones, foto intervención, collage y mi predilección de género en la escritura consiste en el microrrelato, relato, microensayo, ensayo, prosa, divulgación, cuento corto, novela corta, biografía, diario, cartas.

Un comentario en “Humanos… Demasiado, ¿humanos?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: